Información General     |        Guía de Viaje        |         Guía de Ocio        |        Vuelos        |        Alojamiento        |       Servicios     |    Enlaces  

 

           
 
Moverse por Budapest en Autobús


En Autobús

Budapest está surcada por 200 líneas de autobús que cubren la mayor parte de la ciudad. Los autobuses azules Ikarus funcionan de 4.30 a 23.00, con salidas cada 10-20 minutos en casi todas las líneas. En la mayor parte de las paradas figuran los horarios y destinos. Los autobuses ordinarios llevan números negros y se detienen en casi todas las paradas; los autobuses con números rojos siguen rutas directas y se saltan algunas paradas.

El servicio de autobuses de Budapest es extremadamente eficaz y facilita mucho la exploración de la ciudad. Los billetes pueden adquirirse en las estaciones de metro y los estancos y deben validarse al subir al vehículo. El conductor siempre anuncia la próxima parada, y con frecuencia informa a los pasajeros de cualquier transbordo. Para garantizar que el autobús se pare, los pasajeros deben apretar el botón situado junto a la puerta.

Tanto al llegar a una parada como al salir de ella, la mayoría de los conductores saludan o dicen adiós a los pasajeros. Los conductores de autobús de Budapest suelen conducir rápido y las calles, sobre todo en Buda, pueden ser empinadas; esta combinación hace aconsejable sujetarse con fuerza a los asideros si se viaja de pie. Es recomendable evitar los autobuses que recorren la ciudad en las horas punta, cuando la congestión de tráfico es mayor. En estos momentos es mejor tomar el metro o incluso caminar.

En Cercanías HÉV

El tren de cercanías HÉV constituye un medio esencial de transporte que une Budapest con los barrios periféricos llevando a los turistas a destinos situados a 20-30 km del centro de la ciudad. Los billetes normales usados en otros medios de transporte valen para viajar a los destinos centrales de la línea HÉV, pero hay que pagar un suplemento para las estaciones más distantes. Los billetes pueden comprarse en las estaciones o al revisor una vez en tren.

La línea HÉV más usada por los turistas discurren hacia el norte desde Batthyány tér hacia Szentendre, pasando por lugares de interés como Aquincum. Muchos trenes de esta línea concluyen su recorrido en Békasmegyer en vez de seguir hasta Szentendre; compruebe el destino en el frontal antes de subir. Otra línea va desde Örs vezér tere (en la terminal este de la línea de metro M2) hasta Gödölló, un pequeño pueblo barroco, pasando por el circuito de carreras de Hungororing, cerca de Mogyoród.

La tercera línea comienza en Közvágóhíd y termina en Ráckeve. Quienes efectúen este largo recorrido podrán visitar el palacio del príncipe Eugenio de Saboya. La ruta entre Boráros tér y la isla Csepel, de unos 50 km aproximadamente, es la más larga del HÉV.

En Tranvía

En Budapest funcionan más de 30 líneas de tranvía que llegan prácticamente a todos los puntos de la capital. Estos tranvías amarillos son un medio eficaz y rápido de desplazarse, pues evitan el tráfico y pasan con mucha frecuencia. El servicio empieza hacia las 4.30, y funcionan todo el día hasta las 23.00 o 24.00, dependiendo de la línea. Los tranvías nocturnos solo operan en determinadas líneas, con una media de cuatro servicios por horas. Los horarios figuran en todas las paradas.

Los billetes de tranvía pueden comprarse en las estaciones de metro, estancos y algunos quioscos de prensa. Los abonos precisan una foto y sólo pueden adquirirse en las estaciones de metro. Los billetes son válidos para un solo viaje, sin derecho a trasbordo, y pueden usarse en todas las modalidades de transporte público.

Todo pasajero de tranvía, como de autobús o trolebús, tiene derecho a llevar dos bultos de equipaje de medianas dimensiones. También se puede llevar un par de patines de hielo y un par de esquís, siempre que estén limpios, asi como un cochecito de niño. Cualquier objeto abandonado en el transporte público puede reclamarse en la oficina de objetos perdidos, en el nº 18 de Akácfa utca.

En Trolebús

Los trolebuses viajan sobre todo a los barrios periféricos y son poco usados por los turistas. Al moverse con lentitud por calles estrechas, son un medio de transporte singularmente incómodo. Además, se desconectan a menudo, produciendo breves interrupciones de la marcha.

Las mismas reglas que rigen para los autobuses valen para los trolebuses, en los que también hay que avisar al conductor apretando el botón situado sobre la puerta al aproximarse a la parada deseada; de no hacerlo, si no hay pasajeros aguardando en l aparada, el conductor pasará de largo.

Los trolebuses están numerados a partir de 70 y en la ciudad funcionan unas 15 líneas. El billete debe perforarse al subir al trolebús. Una línea especialmente agradable es la 70, que discurre entre Kossuth Lajos tér y Erzsébet Királyné útja. Escrito por Veronica.


 
 
 
Buscador de Hoteles Baratos
 
Guías de Viaje
 
 

Visita Otras Guias de Viajes de Viajandopor
 



 
Buscador
 
 

Buscar en viajandopor
 
 
Blog
 
 

Estas son las últimas noticias publicadas en nuestro blog sobre Budapest.